* Abogados Sucesiones Mar del Plata | Panizo Abogados * | Estudio Jurídico en Mar del Plata | Consultas y Servicios Jurídicos Personales y A Distancia Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como abogado mar del plata

Consulte por WhatsApp Consulte por E-mail Consulte por mensaje de Facebook twitter facebook google plus linkedin Youtube
TEL: (0223) 491-5159 - CEL: 156-157942TEL: (0223) 491-5159 - CEL: 156-157942 - BOLÍVAR 3053 7° "D" LUNES A VIERNES 10 A 17 Hs.

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sucesión ab intestato, aplicación de la ley, derecho de representación

Tanto en el art. 2429 del nuevo Código Civil y Comercial, cuya inmediata aplicación corresponde en el presente (arg. art. 7), como en el Código Civil derogado (arts. 3549 y 3554), la premoriencia es el requisito fundamental para que la representación tenga lugar, esto es no se puede representar a quienes no hubieran fallecido al tiempo de la apertura de la sucesión de quien se trate. Si el deceso del heredero premuerto tiene lugar con posterioridad al de su causante, aquél ya ha adquirido su condición de heredero, transmitiendo a su vez a sus propios sucesores los derechos que pudieran corresponderle, de manera tal que resulta inaplicable aquél instituto.

Cuestiones de competencia, juicio de desalojo, sucesiones

Deberá continuar entendiendo en la presente causa el Juzgado de Primera Instancia de Circuito desde que de las constancias de autos se desprende que se promovió el juicio de desalojo contra el demandado y/o contra cualquier sublocatario, tenedor precario, intruso y/o cualquier otro ocupante del inmueble objeto de la litis y, si bien ante la comparecencia de quien posteriormente falleciera, se la tuvo por presentada y se otorgó el carácter de parte, se advierte que la misma no es titular ni invocó derecho alguno sobre el inmueble a desalojar, ni mucho menos se acreditó, el carácter de sublocatario, tenedor precario, intruso u ocupante que pudiera detentar la causante. Consecuentemente, de las circunstancias relatadas se concluye que no existe razón jurídica alguna para remitir la presente causa de desalojo al juez del sucesorio de la de cujus.